AGUA DULCE, UN RECURSO VITAL

El agua
dulce es muy importante para nosotros: la utilizamos todos los días, durante
toda nuestra vida.

A pesar de
que podemos vivir con solo 5 litros o menos de agua al día, generalmente
necesitamos mucha más agua para conservarnos saludables. Se ha calculado que un
hombre necesita diariamente 50 litros o más para satisfacer sus necesidades
personales y del hogar. En países desarrollados se gasta mucho más: un promedio
de 400 a 500 litros de agua por persona diariamente.





Habíamos
dicho que el agua dulce es una pequeñísima porción del agua de nuestro planeta.
Si comprendemos esto apreciaremos más este recurso tan valioso y tan escaso.
Muchas veces suponemos que, como el agua de la tierra se mueve en ciclo
continuo (ciclo hidrológico), siempre tendremos la misma cantidad de agua a
nuestra disposición. Pero si el hombre continúa contaminándola, destruyendo las
cuencas y los bosques protectores, la cantidad de agua disponible va a
disminuir. La pérdida será definitiva: El agua no podrá servirnos más.