¿EL AGREGADO DE GAS AL AGUA PROVOCA ALGúN DAñO?

No, el gas o anhídrido carbónico le confiere un sabor y una percepción de frescura especial que es apreciada por muchas personas. Las bebidas con gas aumentan el volumen gástrico y por esta razón ocasionan mayor saciedad que las bebidas sin gas. El gas no es perjudicial para el organismo. Una creencia popular muy difundida es que las bebidas gasificadas pueden ser causa de cólicos en los niños que están siendo amamantados. Creencia que es absolutamente falsa. Uno de los consejos que se brindan a las personas que quieren adelgazar es precisamente que tomen antes de la comida un vaso de agua gasificada. La liberación del gas aumenta con la temperatura del estómago y produce más saciedad.