¿POR QUÉ SE LE APLICAN TRATAMIENTOS AL AGUA?

El agua
recibe varios tratamientos para:

Eliminar
los microorganismos y sustancias químicas dañinas, que causan serias
enfermedades en los seres humanos.

Evitar que
tenga color, olor y sabor desagradables.







Disminuir
el efecto corrosivo que daña los utensilios de cocina, bloquea las tuberías y
hace que las cañerías se dañen muy rápidamente.