¿QUÉ DESECHOS CONTAMINAN EL AGUA?

Desechos orgánicos: Los desechos orgánicos son aquellos que se
degradan; es decir se descomponen. La basura de nuestras casas tiene muchos
restos orgánicos como sobrantes de verduras, frutas o de carnes. Las aguas
cloacales también producen contaminación orgánica; muchos ríos reciben las aguas
negras de las ciudades. La contaminación orgánica provoca que el oxígeno se
acabe. Los desechos orgánicos son degradados por microorganismos,
principalmente bacterias, quienes consumen oxígeno al hacer esta tarea. Las
aguas de cloaca, es decir las aguas negras, también provocan contaminación por
materia orgánica en el agua. Al caer en los ríos las aguas negras provocan
falta de oxígeno y transmiten enfermedades.



Sustancias químicas: Existen sustancias de origen
químico que contaminan y envenenan las aguas: el aceite, el petróleo, gasolina,
detergentes no biodegradables, fertilizantes, plaguicidas y algunos metales. La
contaminación química dura mucho tiempo. Cuando metales como el plomo de la
gasolina o el mercurio se vierten al agua no pueden ser eliminados por procesos
naturales (no se descomponen); entonces terminan por matar no sólo a los peces
y al resto de la fauna acuática, sino también a los microorganismos que
realizan la descomposición como las bacterias.