¿QUÉ SUCEDE CON EL AGUA DE LLUVIA?

Al caer a
la tierra el agua de lluvia puede seguir varios caminos:

Evaporarse:
es decir, volver a la atmósfera en forma de vapor.

Correr
sobre la superficie: esto ocurre si el suelo no absorbe el exceso de agua.
Estas aguas se llaman aguas de escorrentía.

Acumularse
en zonas más bajas del terreno: Estas aguas formarán lagunas, pantanos, charcas
y otras formas de aguas estancadas.

Penetrar en
el suelo: en este caso el suelo absorbe el agua (suelo permeable). El agua se
filtra hacia las capas más profundas de la tierra, acumulándose en forma de
agua subterránea.











Parte del
agua que penetra en el suelo es absorbida por las raíces de las plantas, que a
su vez devuelven el agua a la atmósfera por evapotransportación.